Para que la memoria no se olvide

Huellas de Ciudad número 8

Año de publicación: 
2006

Hace una década, más de 80 personas se reunieron en las instalaciones de la vieja Biblioteca Marco Fidel Suárez, con un entusiasmo sin par y con las ganas de aportar sus conocimientos y ayuda a una novedosa propuesta, la de crear el Centro de Historia de Bello, sobre todo en una población acosada por la falta de identidad cultural y el desarraigo.

En su órgano de expresión, que a partir de este número cambia su razón social por  Huellas de Ciudad, que  llega a su edición 8, ha consignado el producto de sus estudios e investigaciones que le han permitido a la comunidad encontrarse con su pasado para entender y explicarse con mayores elementos críticos el presente.

La editorial de este número plantea que en Bello se presenta un desastre ambiental, debido a que la ciudad ha crecido sin orden ni planeación urbanística, agravado por tener el 71% de las explotaciones areneras del Valle de Aburrá. Hecho que testimonia el desastre de El Salado en octubre de 2005, recreado en la crónica Una noche de pánico y muerte, pasando por Las maldiciones sobre el morro Quitasol, entre otras maldiciones. Otros artículos que amenizan esta producción editorial, son: Economía y Sociedad en  la colonia de Hatoviejo, vida social y placeres prohibidos a principios del siglo XX, un ensayo sobre la nacionalidad colombiana, identidad y estética en la localidad,  un artículo sobre el jurista Fernando Vélez Barrientos, para finalizar con el ensayo acerca del erotismo y la sexualidad.

Diez años de ardua labor cultural nos permiten soñar con un futuro próspero para la comunidad sobre todo en los imprescindibles rubros de la memoria colectiva y la riqueza espiritual, que, en últimas, es la más alta conquista que pueden alcanzar los pueblos y por la cual, precisamente, lucha el Centro de Historia de Bello.

Descargar Revista
Huellas 8